Toxina botulínica

La toxina botulínica actúa sobre los músculos, relajándolos y disminuyendo el impacto de las contracciones en la piel.

¿Qué es la Toxina botulínica?

Es una proteína natural purificada que relaja los músculos faciales. Se inyecta en pequeñísimas dosis donde existen arrugas de expresión, como en el entrecejo, para conseguir la eliminación o atenuación de las mismas.
También se utiliza para el control de la sudoración o hiperhidrosis de las axilas, palma de las manos y planta de los pies.

Ventajas de la Toxina botulínica

  • Elimina las arrugas al relajar la acción de los músculos de manera temporal.
  • Efectos reversibles: pasados 3-6 meses el músculo tratado recupera gradualmente su función motora.
  • Otros usos terapéuticos como: hiperhidrosis, cefalea, acné, etc.
  • Efecto educador sobre la piel ya que la musculatura facial no vuelve a contraerse de la misma forma que al inicio.

El tratamiento con Toxina botulínica

Duración

15-30 minutos

Post-tratamiento

Rápido 1

Resultados

Visibles a los 5 días – 1 semana

Revisión

15 días

1 No suele producir inflamación. En el caso de que aparezca será muy leve. Se recomienda no tumbarse boca abajo, no presionar los puntos de inyección y no acercarse a ninguna fuente de calor para evitar la difusión de la toxina.
Pide tu valoración sin compromiso

    Tratamiento: Toxina botulínica



    Atención al cliente

    Fuse

    © 2020 Nordetia Group. Todos los derechos reservados. Política de privacidad.